Mi alma está en quiebra

viernes, marzo 28, 2008

TRISTE TU PARTIDA....


Desconcertante tu silencio
Triste tu partida
En momentos rabia, coraje
En instantes nostalgia

Confusión por una boca sellada
Ausente de palabras
Por el entendimiento de tus actos
Lo has hecho de nuevo… huiste

Y yo aquí otra vez
Desgarrándome el alma en pedazos
Y yo aquí
Tratando de encontrar razones
Esperando aprender a no esperarte

Etiquetas: ,

7 Comments:

  • At 28 marzo, 2008 16:19, Blogger ∂ZuL™ said…

    Esa partida... es la que mas duele en el alma... y mas cuando ves que esa persona no reconoce que las cosas pueden arreglarse, experiencia personal!

     
  • At 28 marzo, 2008 21:02, Blogger July said…

    AZUL:
    asi es duele, pero hay que dejarlo ir si no hay respuesta de la otra parte....gracias por tu visita, seguimos en contacto...un abrazo

     
  • At 29 marzo, 2008 10:59, Blogger José Luis said…

    Hay algunos que ni siquiera esperan aprender a esperar. Otros mueren en el intento fallido.

    El amor siempre será un instrumento valioso a la hora de aprender. El amor todo lo espera, recuérdalo.

    Buena salud a todos.

     
  • At 30 marzo, 2008 20:01, Blogger RomáN said…

    "Esperando aprender a no esperarte", dices al final y es poético July! Cada vez escribes mejor y qué sorpresa encontrar este poema ahora que he regresado al mundo de los blogs!

    Te mando un enorme abrazo que derrote las tristezas! (va con un sol del puerto de Veracruz!)

     
  • At 30 marzo, 2008 20:55, Blogger July said…

    MI QUERIDO JOSE LUIS:
    El amor todo lo espera....y ahora que el tiempo se detuvo en mis manos por unos instantes...entonces digo: el amor espero que llegue....muchas gracias por acompañarme en mi convalencia...un abrazo.

    ROMAN:
    Te me habias perdido de vista...cuanto tiempo? cuatro, cinco meses....eso ya no importa, el caso es que has vuelto!!!...hay tanto por contarte, mi estimado amigo...espero verte pronto...un abrazo....

     
  • At 08 abril, 2008 06:53, Blogger Mauro said…

    July, ahora te leía y se me venían a la cabeza algunas imágenes de la película Shakespeare apasionado. Tal parece que no puede haber amor más intenso que aquel que de alguna manera se nos presenta imposible.
    Pero lo mejor es haberlo vivido, haberlo sentido, y sí, haberlo sufrido también.
    Ahora si te motiva de esa manera que siga doliendo, por lo menos vale la pena.
    Beso, Mauro.

     
  • At 08 abril, 2008 15:40, Blogger July said…

    MAURO:
    Pues todo sufrimiento al final de cuentas vale la pena, y que con ello uno madura en ese sentimiento....asi es puedo decir que en su momento valió la pena....un abrazo

     

Publicar un comentario

<< Home